Skip to main content

ALCALDE GUATEMALTECO, ACUSADO POR NEGLIGENCIA EN ALUD QUE CAUSÓ 280 MUERTES, ES DETENIDO

Por Redacción

Guatemala.- El alcalde de la municipalidad guatemalteca de Santa Catarina Pinula, Víctor Gonzalo Alvarizaes Monterroso, fue detenido  nuevamente acusado de homicidio culposo por un alud que en octubre del año pasado dejó 280 muertos y 70 desaparecidos.

El regidor, cuya inmunidad le fue retirada en junio ya había sido arrestado, pero fue puesto en libertad por un error en su detención, al no estar vinculado su expediente con el caso que juzga lo ocurrido en el asentamiento El Cambray II, ubicado en Santa Catarina Pinula, localidad aledaña a la capital.

Alvarizaes Monterroso fue de nuevo detenido este viernes y trasladado a la torre de tribunales, informó el Ministerio Público (MP-Fiscalía).

Tras escuchar las acusaciones a cargo del Juzgado Décimo de Primera Instancia, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente, el regidor fue remitido a un centro de salud privado por razones que no fueron reveladas.

No está claro cuánto tiempo estará hospitalizado el regidor, quien enfrentará el próximo lunes la audiencia de primera declaración en la que se decidirá si es ligado a proceso, de acuerdo a la programación judicial.

El regidor es acusado de homicidio culposo por un alud que en octubre del año pasado causó 280 muertos y 70 desaparecidos.

Por estos hechos fue detenido en enero el ex alcalde de la municipalidad José Antonio Coro García, cuyo juicio está pendiente de fecha para iniciar.

Coro está acusado de actuar de forma negligente por omitir informes que indicaban “la peligrosidad” del área afectada, ya que según la Fiscalía tenía conocimiento del riesgo que había en la zona.

Durante su gestión, entre 2001 y 2015, él mismo solicitó un informe a la estatal Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres en el que pedía una evaluación de la zona, donde ya se observaba que el cerro tenía partes desprendidas.

Alvarizaes también solicitó un informe a la municipalidad en marzo de 2015, en el que se volvía a poner de manifiesto la peligrosidad del área, fuertemente erosionada y con riesgo de derrumbe.

Según la Fiscalía, los dos son responsables de la tragedia por no haber llevado a cabo las acciones necesarias para prevenirla a pesar de tener conocimiento técnico y visual de la situación.

Los medios de investigación, informes municipales y estatales, así como más de 100 testimonios de afectados, establecen que tanto el actual alcalde como su predecesor tenían pleno conocimiento de los hechos e ignoraron la situación al no realizar ninguna acción evidente para prevenirlo.

El alud se registró el 1 de octubre por la noche en un barrio al sureste de la Ciudad de Guatemala, situado en medio de dos pequeñas montañas, una de las cuales se derrumbó por las fuertes lluvias y enterró 125 casas a más de 25 metros de profundidad, provocando 280 muertos y unos 70 desaparecidos.

La Fiscalía había anunciado en su momento que realizaría una investigación para depurar responsabilidad, ya que la zona había sido declarada de riesgo desde 2008 por la estatal Coordinadora Nacional para la reducción de desastres (Conred).

FUENTE: SINEMBARGO.MX

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.