Skip to main content

COLUMNA COMPARTIENDO TU OPINIÓN: GEORGE LUCAS Y LA EDUCACIÓN PARA EL SIGLO XXI

Difundir enfoques innovadores, replicables y basadas en la evidencia para ayudar a los estudiantes,  es el objetivo de la  George Lucas Educational Foundation, fundada por el propio cineasta en 1991.

Convencidos de que la mejora de la educación es la clave para la supervivencia de la raza humana, han realizado acciones como Edutopia (s.f.) Guía para Padres sobre el Aprendizaje en el Siglo XXI. Recuperable en http://www.edutopia.org/pdfs/guides/edutopia-guia-para-padres-aprendizaje-siglo-21-espanol-para-imprimir.pdf

Hoy pocos alumnos forman una clase de aprendizaje activo: exploran la información, debaten sus conocimientos. El maestro hace preguntas y guía a la clase para que alcancen su propio entendimiento del mundo. Usan  tecnologías que conectan a los estudiantes con la comunidad global. Contrastan ideas, colaboran en proyectos del mundo real y aplican su pensamiento crítico para evaluar sus fuentes de información, dice la guía.

La educación del siglo XXI, implica desarrollar en el individuo habilidades para trabajar eficazmente con diversos grupos y muestran flexibilidad al llegar a acuerdos para la consecución de objetivos comunes, es decir, colaboración. Pero también creatividad para aplicar de manera práctica el conocimiento.

Necesitan ser   capaces de comunicarse eficazmente a través de múltiples medios y para diferentes propósitos, al tiempo de analizar, evaluar y entender sistemas complejos y aplicar estrategias para resolver problemas. Es decir, usan el pensamiento crítico.

Además de fijar los puntos anteriores, edutopia.org comenta que este enfoque de habilidades no sustituye los objetivos de aprendizaje, los alumnos tienen que ser buenos lectores, saber redactar y utilizar las matemáticas.

La guía para padres  orienta sobre cómo desarrollar las habilidades para  orientar a los hijos en ser ciudadanos del siglo XXI.  Sugiere herramientas como  El Juego de la Paz Mundial, desarrollado por el maestro veterano John Hunter, que involucra a los alumnos en la resolución de problemas globales.

Un recurso son las videoconferencias para coparticipar más allá del aula y las fronteras, en proyectos de aprendizaje desarrollados  en el terreno de la realidad, donde se plantean soluciones creativas, y se forman equipos de trabajo, donde se respetan puntos de vista opuestos y se resuelven conflictos de manera pacífica, son algunas formas del conocimiento del que tendremos que echar mano en el futuro.

Totalmente en español, la guía plantea un panorama completo: propone aprovechar el interés de los chicos por los juegos, por ejemplo con el portal del World of Warcraft in School, que describe conexiones de lengua y literatura que permiten desarrollar en los alumnos habilidades como escritores y lectores — y también como jugadores.

La guía insta a los padres a conectar a los chicos con el arte,  en combinación con la ciencia, las matemáticas y la ingeniería. Sugiere portales como  Kinetic Conundrum que combina las artes visuales, la historia, la lengua y la literatura, la tecnología y las comunicaciones.

La educación emocional, la conexión de la ciencia con las matemáticas, la ingeniería y el arte, practicar manualidades o ampliar el conocimiento global, son algunos de los muchos recursos que necesitaremos como habitantes del siglo XXI. Así que vale la pena explorarlos ¿no te parece, mi amigo?

Salvador Calva Morales es rector de la Universidad Mesoamericana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.