Skip to main content

EL RIEGO TECNIFICADO, JUNTO CON ESTRATEGIAS PARA DETONAR EL DESARROLLO DEL CAMPO MEXICANO, HAN PERMITIDO NUEVA ETAPA DE PRODUCTIVIDAD: EPN

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, afirmó que “el riego tecnificado, junto con estrategias para detonar el desarrollo del campo mexicano, como acceso a crédito, programas para adquisición de tractores o semillas mejoradas, han permitido una nueva etapa de productividad, crecimiento y modernización”.

En el marco del 23º Congreso Internacional de Riego y Drenaje, que se celebra en México por segunda ocasión después de 50 años, el Primer Mandatario destacó que “en cuatro años, cultivamos 22 por ciento más con la misma cantidad de agua”.

Refirió que ello representa que “pasamos de producir, con la misma cantidad de agua, de 1.52 a 1.85 kilógramos de alimentos en promedio por metro cúbico de agua. En pocas palabras, hemos logrado 22 por ciento de mayor eficiencia en el uso del agua para generar más alimentos que apenas hace cuatro años se producían en México”.

En el evento, el Presidente Peña Nieto recibió de manos del Presidente de la Comisión Internacional de Riego y Drenaje (ICID, por sus siglas en inglés), los reconocimientos “Patrimonio de las Estructuras de Riego” por los proyectos Presa La Boquilla y Chinampas.

El Primer Mandatario mencionó que México es el primer país del Continente Americano en recibir esta condecoración, y el noveno a nivel mundial. “Este reconocimiento nos compromete aún más a sumarnos al cuidado del agua y a su máximo aprovechamiento, en correspondencia con las exigencias globales”, dijo.

Agregó que para lograrlo “hemos impulsado dos estrategias para mejorar su eficiencia en el sector agrícola, actividad que utiliza el 76 por ciento del agua de nuestro país”:

PRIMERA: “Se ha impulsado la modernización y tecnificación de los distritos y unidades de riego. En esta Administración, se han rehabilitado y modernizado 757 mil hectáreas de riego, con lo que cada año se ahorran tres mil 900 millones de metros cúbicos de agua. Esto equivale al volumen que usa la población del Valle de México en dos años”.

SEGUNDA: “Consiste en aumentar el tratamiento de aguas residuales para hacer uso intensivo de este recurso sin explotar, pues el agua tratada puede llegar a convertirse en la nueva fuente de abastecimiento del sector agrícola. Ejemplo de esta visión es la construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales Atotonilco, en Hidalgo, que se trata de la planta más grande de América Latina, y la tercera más grande en el mundo, y que muy recientemente inició operaciones. Con el agua tratada de Atotonilco se beneficiarán 80 mil hectáreas de tres distritos de riego”.

Puntualizó que estas acciones “colocan a México entre los siete países con mayor superficie de riego, con alrededor de siete millones de hectáreas. Esta extensión representa sólo 30 por ciento de la superficie total sembrada, que genera, al mismo tiempo, 65 por ciento de nuestros productos agrícolas; en pocas palabras, en la tercera parte de la superficie sembrada se generan dos terceras partes de los alimentos que se consumen en México y de muchos que se exportan”.

El Titular del Ejecutivo Federal agradeció, en nombre del pueblo y del Gobierno de México, la ayuda recibida de naciones hermanas por los terremotos que recientemente golpearon al país. “Las pasadas semanas México vivió momentos de dolor y de consternación a consecuencia de dos potentes terremotos en el centro y sur de nuestro territorio. Si bien estos sismos dejaron profundas heridas, las estamos sanando con la unidad y solidaridad de todos los mexicanos”, añadió.

“Gracias a la fortaleza de nuestras instituciones y a la participación altruista de miles de ciudadanos, principalmente jóvenes, México está de pie”, subrayó.

Precisó que, además de los sismos, durante septiembre nuestro país fue dañado por los ciclones tropicales Lidia, Katia y Max. “Tanto los terremotos como las fuertes lluvias ocasionaron daños en el sistema de abasto de agua en diversas zonas, afectando a siete millones de personas en ocho entidades federativas”, informó.

Destacó que “ha sido necesario rehabilitar o sustituir casi 900 obras hidráulicas, con un costo cercano a los mil millones de pesos”.

“Como podrán imaginar, el trabajo de reparación de la infraestructura hídrica ha sido arduo. Al día de hoy, 95 por ciento del servicio de agua está restablecido en las zonas afectadas”, dijo.

Expresó su reconocimiento a “la labor de los gobiernos estatales, de la Ciudad de México y municipales, y de manera destacada de los más de mil colaboradores de la Comisión Nacional del Agua por su profesionalismo y compromiso con México”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.