Skip to main content

CARSO INFRAESTRUCTURA Y OHL COMPITEN POR ALZARSE COMO LA CONSTRUCTORA MÁS IMPORTANTE DE MÉXICO

Por Redacción

ICA está camino de perder su trono como la mayor constructora de México por ingresos. La compañía se ha visto forzada a reducir su tamaño a la mitad para tratar de sobrevivir a la fuerte crisis financiera y de liquidez que atraviesa obligándola a su vez a ceder su corona a uno de los dos posibles sucesores: Carso Infraestructura y Construcción, de Carlos Slim, y OHL México, filial de la multinacional de Juan Miguel Villar Mir.

La constructora, que está detrás de obras tan emblemáticas como el Estadio Azteca o el puente Belisario Domínguez, que salva el Cañón del Sumidero en Chiapas, ha aprobado un plan de reestructuración que contempla, sólo para 2016, unos ingresos de 14 mil 479 millones de pesos, un 55 por ciento menos que 33 mil 124 millones de pesos obtenidos en 2015, cuando ya registró un descenso del 15 por ciento de su facturación.

Y es que, la firma fundada por Bernardo Quintana va a cerrar el negocio internacional y la división de vivienda e inmobiliaria. A su vez, ha cerrado la puerta a invertir en nuevas concesiones en “un futuro próximo” y ha anunciado que negociará con el Gobierno de México la devolución de la concesión de Barracanca Larga (Oaxaca) ya que “no es viable terminarla sobre las bases actuales” a menos que el Ejecutivo de Enrique Peña Nieto decida realizar “inversiones adicionales”.

Así las cosas, ICA ha decidido concentrar se la construcción dentro de México y luchará por mantener el control de la aeroportuaria OMA, su joya de la corona, a pesar de la presión de los acreedores para que venda sus acciones.

“Los números que propone el plan de ICA sí son alcanzables, porque no contemplan operaciones adicionales, aunque esto no garantiza que la empresa subsista”, aseguró Marco Medina, analista del sector de la construcción del banco mexicano Ve Por Más, en una entrevista telefónica con la agencia Reuters.

Con estos números sobre la mesa, Carso y OHL México se posicionan para sustituir a ICA como la número uno en la industria de la construcción azteca, lugar que ha ocupado por décadas en materia de ventas. Según las últimas cuentas publicadas, OHL México obtuvo unos ingresos de 15 mil 215 millones de pesos.

Esta cifra incluye la partida otros ingresos de explotación que contabiliza la rentabilidad garantizada de las autovías, es decir, los ingresos previstos por peajes que no ha obtenido y que recuperará en el futuro. De cara 2016, el consenso de analistas recogido por FacSet espera que la filial azteca de OHL facture 19 mil 625 millones de pesos, lo que ya la situaría muy por delante de ICA en cuanto a ventas, puesto que por capitalización ya la superó con creces hace mucho tiempo. ICA vale en bolsa menos 90 millones de euros mientras que OHL México tiene una capitalización de mil 870 millones de euros pese a las caídas registradas.

La compañía del magnate Carlos Slim, la otra candidata al trono como mayor constructora de México, cerró 2015 con una facturación de 16 mil 492 millones de pesos (806 millones de euros), un 11.4 por ciento más que en 2014. Los analistas no han publicado ninguna estimación sobre los resultados de esta compañía para 2016 aunque se espera que siga la tendencia alcista. No en vano, Slim, que ha tomado el control de FCC, firmó un acuerdo con la constructora española para pujar juntas por proyectos en América Latina y crecer así fuera de México. Así, es muy probable que también supere a ICA en ventas tanto en 2016 como en 2017, cuando la constructora de Quintana prevé reducir sus ingresos a los 12,659 millones de pesos (618 millones de euros).

Así, al terminar el año, ICA caerá al tercer puesto del ranking de constructoras por ingresos ya que, pese a los ajustes, la compañía todavía parece que superará a Pinfra en ventas, pese a que esta es una de las más valoradas del mercado azteca (sus acciones cotizan a 215 pesos frente a los 2.95 pesos por títulos a los que cerró ICA el viernes).

Pinfra cerró 2015 con una facturación de 10.487 millones de pesos (512 millones de euros), registrando una mejora del 52 por ciento con respecto a 2014. Aunque el consenso de analistas recogido por FacSet prevé que siga creciendo, no espera un alza tan pronunciado este año. Así, para 2016 espera que registre unas ventas de 11 mil 711 millones de pesos (572 millones de euros al cambio actual) mientras que para 2017 espera que baje levemente.

FUENTE: SINEMBARGO.MX

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.