Skip to main content

PUEBLA SE ENCUENTRA COMO NUNCA EN UNA SITUACIÓN DE DESESPERANZA, SUMIDA EN LA INSEGURIDAD, EN LA INJUSTICIA SOCIAL Y LA FALTA DE OPORTUNIDADES: MEMO DELOYA

  • Participó en el Debate BUAP 2018 organizado por estudiantes de la máxima casa de estudios de la entidad donde planteó su Plan Integral sustentado en siete ejes.
  • Criticó la ausencia de Eduardo Rivera, de quien dijo busca multitudes que le aplaudan y no estudiantes que lo cuestionen, porque para él hay poblanos de primera y de segunda y los estudiantes merecen respeto.
  • Estoy de frente a ustedes, con apertura absoluta para hablar sin miramientos de lo que le interesa a la sociedad, con puertas abiertas, inclusión e interés en las causas sociales, que es como voy a gobernar.

Puebla se encuentra como nunca en una situación de desesperanza, sumida en la inseguridad, en la injusticia social y la falta de oportunidades, expresó Memo Deloya Cobián, candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la presidencia municipal de Puebla, quien agregó que esta no es la ciudad que nos prometió Eduardo Rivera hace ocho años y por eso hoy, está la silla vacía porque tiene miedo de enfrentar a la ciudadanía.

En el Debate BUAP 2018, celebrado en el Teatro del Complejo Cultural Universitario, Deloya Cobián fue muy puntual al señalar que los estudiantes de la BUAP merecen respeto porque no hay poblanos de primera y de segunda, y Eduardo Rivera busca multitudes que le aplaudan y no estudiante que lo cuestionen, por eso no está aquí, porque tiene mucho que ocultar.

“Nosotros estamos de frente a ustedes, tenemos apertura absoluta para poder hablar sin miramientos de lo que le interesa a la sociedad, y así, con puertas abiertas, con inclusión, con interés de las causas sociales es como voy a gobernar Puebla”, dijo ante los estudiantes.

Apuntó que hace ocho años se empezó a desmembrar a la Policía que cumplía con su función de dar la protección a los ciudadanos, se le restaron facultades y posibilidades a las juntas auxiliares, que componen el primer núcleo de contacto y, desde entonces, el municipio se convirtió en un obediente empleado de timbre del Gobierno del Estado, olvidando la autonomía que la Constitución le otorga en el Artículo 115 para que el municipio defina su propio rumbo en razón del mandato que le dan los ciudadanos.

Memo Deloya, lamentó que Puebla viva hoy en una contradicción, al ser la quinta ciudad del país que recibe mayores provisiones del erario público, tanto de participaciones federales, estatales o por capacidades recaudatorias propias, sin embargo –apuntó-, somos el segundo municipio a nivel nacional que concentra la mayor pobreza urbana, sólo detrás de Ecatepec.

“Al tener este escenario, como podemos pensar que puede florecer la seguridad, los servicios públicos de calidad, un círculo de atención eficiente, espacios de convivencia o de gran calidad en los servicios que un ayuntamiento debe dar, la de hoy, no es la Puebla que queríamos”, refirió.

Sin embargo, señaló el abanderado del PRI, que él propone un plan integral de siete ejes que se articulará desde el primer día de su mandato, donde se hará una reingeniería financiera para tener las capacidades suficientes y suficiencia a los programas de seguridad, obra pública, infraestructura productiva, parques y jardines, rastros municipales, reciclaje de desechos sólidos y todo aquello que hace una ciudad armoniosa.

Destacó que Puebla tiene un gasto operativo del 82 por ciento de la totalidad del presupuesto que recibe y sólo el 18 por ciento se destina a infraestructura productiva, no contamos con una suficiente inversión que nos de las capacidades de una ciudad pujante, de una ciudad echada hacia adelante.

Por lo que propuso revertir ese poco gasto productivo para llevarlo al 30 por ciento de los ingresos del Ayuntamiento, para eso, -fue claro en señalar- que se requiere de muchos esfuerzos, ya que no hay varitas mágicas; debemos hacer diferente las cosas, con profesionalismo, preparación y responsabilidad.

Con las acciones de su Plan Integral y la generación de capacidades inmediatas, Puebla volverá a ser una ciudad segura, que le invierta al combate a la criminalidad desde la prevención, la integración comunitaria, la tecnificación para poder tener mapas delincuenciales, así como el empoderamiento de aquellos quienes cumplen con esa alta labor de darle seguridad a los ciudadanos.

Precisó que Puebla tendrá justicia social y se revertirá esa falta de oportunidades que tenemos actualmente, será una ciudad atendida de inmediato con el programa “100 días, 100 obras, 100 acciones” a favor de los poblanos, el municipio tendrá obras que verdaderamente detonen desarrollo y no adornen cosméticamente.

Deloya Cobián, refrendó su compromiso de revocar la concesión del agua, a través de un orden financiero y una batalla jurídica, ya que no se puede hace negocio con el vital líquido, que, incluso, ha provocado desesperanza en las colonias, donde verdaderamente ya se está convirtiendo en un conflicto social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *