Skip to main content

“FRANKLIN” PODRÍA CONVERTIRSE EN HURACÁN Y GOLPEAR A VERACRUZ, CON ALCANCES EN LOS ESTADOS DEL CENTRO DEL PAÍS

Por Redacción

La tormenta tropical “Franklin”, que se fortaleció al subir sus vientos máximos a 60 millas por hora (95 km/h), podría estar “cerca” de alcanzar intensidad de huracán antes de tocar tierra esta tarde o noche en la costa este de la Península de Yucatán.

De acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes de Miami, Florida, si Franklin mantiene la fuerza al cruzar la Península de Yucatán, se deslizará por el Golfo de México –en donde suelen volver a acelerarse– y pegará por Veracruz hacia la zona centro de México.

Mañana martes saldrá de la Península de Yucatán a la 1 de la tarde, aproximadamente. Permanecerá frente a las costas de Tabasco y de Veracruz la mayor parte del miércoles y el jueves por la madrugada y la mañana. Ese mismo jueves a mediodía, se calcula, el ojo del huracán pegará otra vez tierra, pero ahora por Veracruz, haciendo un arco hacia el centro del país.

En su último boletín, la Conagua informó que “Franklin” se localizaba aproximadamente a 255 kilómetros (km) al este-sureste de Puerto Costa Maya y a 310 km al este de Chetumal, ambos en Quintana Roo. La tormenta se desplaza con dirección oeste-noroeste a 20 kilómetros por hora, acompañada por vientos sostenidos de 95 kilómetros por hora y rachas de 110 kilómetros por hora.

Los meteorólogos del CNH, con sede en Miami, advirtieron de que el sistema podría alcanzar fuerza de huracán antes de tocar tierra en la costa de Yucatán, para luego debilitarse mientras atraviesa la península el martes.

Una tormenta tropical se convierte en huracán de categoría 1 cuando sus vientos máximos sostenidos alcanzan los 119 kilómetros por hora en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, de un máximo de 5.

“Franklin” se desplaza hacia el oeste-noroeste con una velocidad de traslación 20 kilómetros por hora y, según un probable patrón de trayectoria, su centro “se hallará esta tarde cerca de la costa este del Yucatán”, para luego “cruzar la península esta noche y el martes”.

La Conagua aseguró que en coordinación con el Centro Nacional de Huracanes de Miami, de Estados Unidos de América, y el SMN, se mantiene zona de vigilancia por efectos de huracán, desde las costas de Chetumal hasta Punta Allen, ambos en Quintana Roo; zona de prevención por tormenta tropical, desde las costas de Chetumal, Quintana Roo, hasta Campeche, Campeche, y zona de vigilancia por efectos de tormenta tropical desde Campeche hasta Sabancuy, ambas en Campeche.

Pueden producirse acumulaciones de agua por las lluvias de 7.6 a 15 centímetros a lo largo de la península del Yucatán y Belice hasta el próximo miércoles, con cantidades mayores de lluvia sobre el estado de Quintana Roo.

“Las lluvias pueden causar inundaciones repentinas y poner en riesgo las vidas humanas”, alertaron los meteorólogos.

La primera tormenta tropical de 2017 fue Arlene, que se formó en abril pasado en mitad del Atlántico, más de un mes antes del comienzo de la temporada, a la que siguieron Bret y Cindy, luego una “tormenta sin nombre”, Don, Emily y ahora “Franklin”.

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de EU anunció el 25 de mayo pasado que se prevé una temporada de huracanes en el Atlántico con registros “por encima” de lo normal, con la formación de 11 a 17 tormentas tropicales, de las cuales entre 5 y 9 se convertirán en huracanes y entre 2 y 4 serán de categoría mayor.

FUENTE: SINEMBARGO.MX

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *