Skip to main content

EL PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO ENCABEZÓ LA CEREMONIA DEL 106º ANIVERSARIO DE LA REVOLUCIÓN MEXICANA

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, encabezó la Entrega de Ascensos y Condecoraciones a integrantes de las Fuerzas Armadas, en el marco del 106º Aniversario de la Revolución Mexicana, ceremonia en la que convocó “a todos los mexicanos a seguir el ejemplo de nuestras Fuerzas Armadas y fortalecer nuestra unidad. A cerrar filas para seguir avanzando en la construcción de un país más incluyente, más equitativo y más próspero”.

En el Campo Marte, el Presidente de México afirmó: “la unidad nacional nos permite reconocer, valorar y celebrar nuestra diversidad, diversidad política, cultural y étnica que nos enriquece como sociedad”.

“Con unidad, celebremos nuestras raíces milenarias y nuestra identidad bicentenaria. Con unidad, reivindiquemos la grandeza de nuestro pasado y trabajemos juntos por un mejor futuro. Con unidad, defendamos los intereses superiores de la patria y protejamos el bienestar de la nación”, resaltó.

Al hacer entrega personalmente de 47 condecoraciones y ascensos, entre ellos, al General de División y Jefe del Estado Mayor Presidencial, Roberto Francisco Miranda Moreno, el Presidente Peña Nieto aseguró que el 20 de Noviembre “es el día más esperado para un soldado y un marino, lo es también para sus familias. Por ello, en esta fecha simbólica es un honor entregar condecoraciones y ascensos a integrantes del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea”.

Les expresó su felicitación “por sus servicios prestados a la Patria, por su perseverante labor en beneficio de los mexicanos, o por sus méritos deportivos”, y en especial “al personal que ha sido promovido al grado Inmediato Superior”.

Dijo que “los ascensos que se entregan son un logro colectivo. Así es, porque nuestras Fuerzas Armadas son un solo cuerpo, son una misma entidad formada por miles de mujeres y hombres que trabajan armónica y coordinadamente por un mismo objetivo: servir con entrega y pasión a México”.

Son también, apuntó, “reconocimientos a batallones y brigadas porque, repito, es un triunfo en equipo y no en solitario, porque están unidos en acciones y propósitos, y porque están unidos en alma y corazón”.

“Ésa es la gran lección que dan nuestras Fuerzas Armadas, la de estar unidos, tanto en los reconocimientos como en los desafíos”, aseveró.

Refirió que “recibir un acenso es uno de los actos más significativos para la vida de un militar; con ello se reconocen sus estudios, su condición física y salud, su trayectoria profesional y, sobre todo, su lealtad institucional”. Por eso, les dijo, “a partir de ahora siéntanse orgullosos de portar la insignia de su nuevo grado”.

El Titular del Ejecutivo Federal expresó su particular reconocimiento al General Salvador Cienfuegos y al Almirante Vidal Francisco Soberón, Secretarios de la Defensa Nacional, y de Marina, respectivamente, “porque tienen confiada la misión de velar por los suyos, de cuidar a los soldados y marinos, de ver por ellos y asegurar que esta unidad de cuerpo esté siempre al servicio de la Patria, comprometida para trabajar con lealtad, con pasión y con entrega total”.

“El reconocimiento del Presidente de la República a este liderazgo de ambos, General y Almirante, por ser ejemplo para sus demás compañeros de armas”.

Destacó que hay muchas razones por las que México le está agradecido a soldados y marinos, “porque con lealtad y patriotismo día tras día pasan lista de presente en la vigilancia y protección de nuestro vasto territorio y de nuestros valiosos recursos naturales”.

“Porque con disciplina y determinación están en la primera línea de defensa de nuestra seguridad interior, en la lucha por la paz en las ciudades y zonas donde más se necesita su apoyo. Porque con diligencia, espíritu solidario y vocación de servicio, invariablemente acuden en auxilio de sus compatriotas en los momentos que más lo necesitan”, añadió.

“Sí, son muchas y muy variadas las ocasiones en que nuestras Fuerzas Armadas sirven a México, pero en todas hay un factor común: nuestros soldados, marinos y pilotos están presentes cuando la vida de los mexicanos está en riesgo”, precisó. “Por tierra, mar y aire, ustedes son el rostro valiente de México”.

“En todo momento, nuestra nación seguirá contando con sus soldados, marinos y pilotos, mujeres y hombres de alma solidaria a quienes todos agradecemos su entrega diaria, compromiso y patriotismo”, abundó.

El Presidente de la República recordó que “una de las primeras instituciones nacidas de la Revolución fue el Ejército Mexicano. Fue Venustiano Carranza quien formó una nueva Fuerza Armada, con la misión de restaurar el orden constitucional”.

“La primera misión cumplida de este ejército de patriotas fue el restablecimiento de la legalidad, la libertad y la democracia en nuestro país. A partir de entonces los soldados y pilotos de esta noble y centenaria institución, al igual que los integrantes de la Armada de México, han sido una fuerza para la paz, la estabilidad y el desarrollo de México”, acotó.

Señaló que “en nuestra Carta Magna están plasmados los ideales que nos unen a los mexicanos, ideales como la justicia social, educación para todos, la soberanía nacional y, desde luego, nuestra vida en democracia. El próximo año celebraremos el Centenario de nuestra Constitución, y al hacerlo refrendaremos estos principios”, concluyó.

El Presidente Peña Nieto entregó también condecoraciones al Mérito Deportivo a los integrantes de las Fuerzas Armadas que obtuvieron medallas en los pasados Juegos Olímpicos.

En el evento, en el que estuvieron presentes los integrantes del Gabinete Legal y Ampliado del Gobierno de la República; Agregados Militares, Navales y Aéreos de diversos países, así como personal de las Secretarías de la Defensa, Marina y sus familiares, se llevó a cabo un espectáculo músico-militar, y nueve aviones de la Fuerza Aérea realizaron un sobrevuelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.