Skip to main content

CAMPESINOS DENUNCIARON QUE LA PLANTA AUTOMOTRIZ VOLKSWAGEN HA RECURRIDO AL USO DE BOMBAS ANTIGRANIZO PARA EVITAR DAÑOS EN LOS VEHÍCULOS QUE PRODUCE

Por Redacción

Puebla, Pue.- Los habitantes de la Junta Auxiliar de la Resurrección, de Canoa, San Miguel Espejo, Xonacatepec, Aparicio, Acajete y Tepatlaxco se organizaron para exigir a las autoridades estatales y federales que se retire este tipo de permisos a la automotriz.

Puebla concentra 5.2% de remesasDesde hace más de un año que VW no repunta en ventasLos agricultores denunciaron que la planta automotriz Volkswagen ha recurrido al uso de bombas antigranizo para evitar daños en los vehículos que produce, pero con ello ha afectado la producción agrícola de la región, de la que dependen más de 100 mil personas.

Casualmente desde que inició VW su proyecto en este 2018 no ha llovido en la región y eran alrededor de 2 mil hectáreas que tenían sembradas, principalmente maíz y todo se ha perdido.

Anteriormente los agricultores de Cuautlancingo y Coronango también hicieron una manifestación a las afueras de la planta automotriz por las pérdidas de sus cosechas a causa de sus bombardeos.

El 4 de junio, la automotriz alemana emitió un comunicado en el que anunciaba la suspensión de los “cañones antigranizo” hasta que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) emitiera un dictamen sobre la afectación que genera este tipo de artefactos.

Cuando los campesinos de Cuautlancingo se manifestaron Volkswagen ofreció pagarles 150 mil pesos por cada hectárea afectada, sin embargo, los agricultores no están interesados en el dinero, sino producir sus tierras.

Debido a este tipo de experimento no solo se afecta la cosecha de los agricultores, también se ve afectada la flora y fauna de la zona de la Malinche, lo que impacta en la naturaleza y el equilibrio ecológico.

Un ejemplo de las afectaciones es el hecho de que, en junio y julio, la humedad en esa zona genera la producción de hongos en las faldas de la Malinche que son recolectados por los pobladores para su consumo, sin embargo, este año no encontraron este tipo de alimento.

El hecho de que no haya lluvia, los mantos acuíferos no se abastecerán, lo que provocará escasez de agua de consumo potable para todas las poblaciones.

Y aún más importante, se desconoce el tipo de sustancias o metales que contienen las bombas que se lanzan y las afectaciones que puedan tener en la salud de los pobladores de la región.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *