Skip to main content

UNA HUELGA DE TAXISTAS CAUSÓ TRÁFICO EN ALGUNAS PARTES DE LAS PRINCIPALES CIUDADES DE ESPAÑA

Por Redacción

Madrid, ESPAÑA.- Una huelga de taxistas causó tráfico en algunas partes de las principales ciudades de España debido a que los conductores estacionaron sus vehículos en las principales avenidas en protesta por la proliferación de los servicios de transporte privado.

El Paseo de la Castellana, una de las avenidas más largas y anchas en Madrid, era un mar de taxis blancos estáticos. Los manifestantes jugaban partidos de fútbol o se relajaban en sillas para tomar sol en una arteria vial por lo general bastante transitada, mientras los efectos de la protesta se dejaron sentir en el resto de la capital española.

En otras partes, el tráfico alrededor del aeropuerto El Prat de Barcelona era caótico mientras la Gran Vía de la ciudad era un estacionamiento improvisado.

Representantes de los sindicatos de taxistas estaban reunidos con funcionarios del gobierno para encontrar una salida a su huelga indefinida.

El Ministerio de Fomento explicó que en los próximos días se reunirá con representantes de los conductores que trabajan para aplicaciones como Uber y Cabify.

Los taxistas están molestos por una decisión judicial que suspendió temporalmente una medida adoptada en Barcelona para limitar las operaciones de estos servicios y demandan que se conceda solo una licencia privada por cada 30 públicas (como las que usan los taxistas).

Los taxis solo atienden urgencias en Madrid y Barcelona. Las protestas se están extendiendo a otras ciudades, causando problemas durante las vacaciones de verano, una de las épocas de más actividad del año.

La huelga continuará el martes debido a que los sindicatos no pudieron llegar a un acuerdo con las autoridades, dijeron allegados.

Las asociaciones gremiales Fedetaxi, Antaxi y Elitetaxi dijeron que tras tres horas de negociaciones en el Ministerio de Fomento, las propuestas recibidas fueron insuficientes.

TAXISTAS SE MANFIESTAN EN CONTRA DE UBER Y CABIFAY

Taxistas de todas partes de España se congregaron el pasado 25 de julio en Barcelona para sumarse a una huelga de 48 horas (pero que aún continua) en protesta por el número creciente de autos que operan con apps como Uber y Cabify. Estas empresas suspendieron sus servicios, tras decir que algunos de sus choferes fueron atacados en la ciudad al margen de las manifestaciones.

Los taxistas, que se sumaron a una ruidosa protesta junto al Arco de Triunfo, protestaron contra la suspensión de la autorización adicional que requerían esos autos para funcionar en Barcelona y quieren que se respete una proporción de 30 a uno. La relación actual en la región de Cataluña es de 6,7 licencias de taxi por cada una de Uber o Cabify.

Miles de manifestantes lanzaron cohetes e hicieron sonar sus bocinas al dirigirse a un edificio del gobierno para reclamar una mayor regulación de las apps que, dicen, les quitan empleos.

Más tarde el miércoles, Uber y Cabify anunciaron que suspendían temporalmente los servicios en Barcelona luego de ataques a algunos de sus choferes.

Eduardo Martín, portavoz de Unauto, la asociación nacional para choferes de taxis por app, incluyendo Uber y Cabify, dijo que habían ocurrido decenas de ataques contra choferes y pasajeros de Uber y Cabify en Barcelona, mayormente delante de hoteles.

Dos choferes fueron hospitalizados, dijo. Uno de ellos perdió el conocimiento y el otro sufrió quemaduras en el rostro tras un ataque con ácido.

Varios vehículos quedaron con ventanillas y espejos rotos.

 

FUENTE: SINEMBARGO.MX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *