Skip to main content

FRANCIA IMPUSO ANTE CROACIA LA LEY DEL MÁS FUERTE PARA CONVERTIRSE POR SEGUNDA VEZ EN SU HISTORIA EN CAMPEONA DEL MUNDO

Por Redacción

Veinte años después de conseguir su primer título del mundo en Saint Denis, con Didier Deschamps como capitán y con Zinedine Zidane de gran figura, Francia impuso ante Croacia la ley del más fuerte para convertirse por segunda vez en su historia en campeona del mundo, esta vez en Moscú.

En los primeros minutos, el cuadro croata se hizo del control del balón y generó un par de aproximaciones en el área francesa, sin embargo, la defensa detuvo los embates.

El dominio croata siguió en los minutos posteriores e Ivan Pericia se convirtió en el jugador más peligroso al frente comandando los ataques de su equipo.

Pese al domino croata Francia se adelantó en el marcador.

A los 17 minutos Antoine Griezmann recibió una falta en los linderos del área, el atacante del Atlético de Madrid cobró el tiro de castigo, pero en su intento por despejar Mario Mandzukic peinó el balón con la cabeza y terminó marcando en propia puerta.

El tanto de Mandzukic representó el primer gol en propia puerta en una final de Copa del Mundo.

A pesar a ir abajo en el marcador, el cuadro croata siguió controlando las acciones del encuentro y a los 27 minutos esa insistencia tuvo recompensa.

Ngolo Kanté fue amonestado por cometer una falta sobre Perisic. Croacia mandó el balón al área, el defensa Vida retrasó el esférico con la cabeza y Perisic disparó cruzado con mucha potencia para batir a Hugo Llloris.

Cuando parecía que Croacia aprovecharía el impulso conseguido por el gol para buscar adelantarse en el marcador, Francia pego de nueva cuenta.

Perisic, el gran protagonista del primer tiempo desvió un balón en el área con la mano. Aunque en primera instancia la jugada pasó desapercibida, el VAR notificó al árbitro Néstor Pitana quien marcó la pena máxima.

Antoine Griezmann fue el encargado de cobrar el penal. Pese a que Subasic trató de intimidar al delantero del Atlético de Madrid, el galo cobró con gran tranquilidad y le regresó la ventaja al cuadro francés.

En la segunda mitad, una galopada de Mbappé abortada por Subasic dio paso al salto al campo de cuatro ‘espontáneos’ rápidamente reducidos y a otra cabalgada del jugador del PSG que acabó con gol de Pogba (m.59).

Croacia era un púgil al borde del k.o., a merced del vértigo de los ‘bleus’. Mbappé lo aprovechó de inmediato con otro latigazo. 4-1 con más ve veinte minutos por delante. La final estaba decantada mucho antes de lo esperado.

Pero un clamoroso error de Hugo Lloris ante Mandzukic, que nunca perdona una carrera y un intento de presión, permitió al delantero del Juventus dar una mínima luz de esperanza al cuadro balcánico, y restar tranquilidad a Francia, sabedora que Croacia, que estuvo cerca de la eliminación en la previa y sufrió como el que más en esta Copa del Mundo, acaba volviendo siempre.

Esa fe inquebrantable es la que mantuvo vivo el partido hasta el final. Otro equipo habría caído hasta sonoramente goleado y golpeado. Croacia, en un día ni mucho menos brillante de sus grandes motores futbolísticos, Modric y Rakitic, no se rindió nunca. El conjunto ajedrezado cayó, pero lo hizo con honor y haciendo historia.

Francia, que parte como favorito para hacerse del título, buscará obtener su segunda Copa del Mundo, luego de la obtenida hace 20 años cuando fue anfitriona en 1998. En tanto el cuadro balcánico afrontará su primer final y buscará consagrarse como una de las grandes sorpresas en la historia de los mundiales.

Didier Deschamps y Zlatko Dalic, técnicos de Francia y Croacia, alinearon sus onces de gala en la final del Mundial de Rusia, que se disputa esta tarde en el estadio Luzhniki de Moscú.

La selección francesa formó con Lloris; Pavard, Varane, Umtiti, Lucas Hernandez; Kante, Pogba, Matuidi; Griezmann, Mbappe y Giroud.

Mientras tanto, Dalic recupera a todos sus hombres, incluidos los que acabaron más tocados la semifinal ante Inglaterra, y alineará a Subasic; Vrsaljko, Lovren, Vida, Strinic; Brozovic, Modric, Rakitic; Rebic, Perisic y Mandzukic.

 

FUENTE: SINEMBARGO.MX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *