Skip to main content

LOS VITICULTORES DE CALIFORNIA USAN UN NUEVO SISTEMA DE IRRIGACIÓN CONTROLADO POR MÁQUINAS QUE NO NECESITAN ASISTENCIA

Por Redacción

Cultivar los campos para hacer crecer una cosecha y alimentarse de ella es un hecho que modificó la historia de la Humanidad en un momento dado. Pero hoy, unos cuantos miles de años después, el futuro de la agricultura está en entredicho en zonas como Estados Unidos, en las que se mezclan escasez de mano de obra y una edad media avanzada entre los granjeros. Pero el mercado en sí sigue necesitando y demandando productos agrícolas. ¿Cómo se soluciona esto? Pues echando mano de la Tecnología.

ROBOTS EN LA GRANJA

California es uno de los mejores estados de EU para dedicarse a la agricultura. De hecho el pasado verano la empresa Blue River Techonology probó en Sunnyvale un método que puede cambiar la forma de fumigar los campos: usar un robot con tecnología IA que va analizando los sembrados y detectando que plantas necesitan herbicidas y cuáles no. Y en 2016, los viticultores del llamado “Golden State” de América recurrieron a la tecnología para que les solucionase un doble problema: la falta de agua y la falta de trabajadores.

Para ello, la Universidad de California creó el RAPID, un sistema robotizado que utiliza una máquina para monitorizar y ajustar las emisiones de agua lanzadas por las tuberías de irrigación. En dos palabras: regadíos robotizados, ya que RAPID es en realidad la segunda versión de la solución que la Universidad concibió. El robot RAPID dispone de un GPS que utiliza para mapear sus rutas a través de los viñedos, y drones e imágenes por satélite para estar atento al clima de la zona. Este robot dispone de una IA que decide cuándo debe permitir los regadíos de las vides y cuándo debe bajar la cantidad de agua destinada a ellas.

GRANJAS ROBÓTICAS

Dado que los sistemas actuales de irrigación emiten la misma cantidad de agua para toda la plantación, los autores de RAPID están buscando la forma de que su robot riegue por sectores, haciendo que RAPID sea capaz de calcular que una parcela necesita menos cantidad que otra. De momento el proyecto RAPID sigue en desarrollo, ya que también le quieren implementar una especie de vehículo para que se mueva de forma autónoma, y diseñar tuberías especiales con emisores para instalar un sistema de regadío personalizado.

La Universidad de California espera terminar el prototipo RAPID en 2019, y ponerlo a trabajar en una granja real en el verano de 2020. ¿Tendrá éxito? ¿Veremos ese futuro de Star Wars, Episodio 4, con las granjas de droides como en la que vivía Luke Skywalker en Tatooine?

 

FUENTE: SINEMBARGO.MX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *