Skip to main content

QUÉ CASUALIDAD: PARA 2017 Y ANTES DE 2018 DAN MILLONES AL EDOMEX, Y LE QUITAN A LA CDMX, DICE MANCERA

Por Redacción

Ciudad de México.– En el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para 2017, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) propuso disminuir en 95 por ciento el gasto de la Ciudad de México. Este recorte fue otro golpe a la relación ya erosionada entre el Gobierno capitalino y la administración federal de Enrique Peña Nieto. Ahora, Miguel Ángel Mancera Espinosa dice que encuentra “sospechosas casualidades” en la decisión de dejar a la capital del país prácticamente sin dinero.

Casualidades que, de acuerdo con el Jefe de Gobierno capitalino, apuntan a tareas políticas y generan sospechas al surgir cerca un proceso electoral, el de 2017. Es por eso que hoy se citó con José Antonio Meade Kuribreña, Secretario de Hacienda, para medir su voluntad política y “ver si se corroboran algunas de estas suspicacias”.

Horas antes de sostener el encuentro con el titular de la SHCP, Miguel Ángel Mancera dijo a SinEmbargo que la Ciudad de México es su prioridad: “Es lo primero que me va a importar siempre; si hay esa voluntad, qué bueno, pero si se pretende atacarla, la voy a defender”.

¿Incluso si eso significa oponerse a la obra más importante de la administración de Enrique Peña Nieto: el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México?, se le pregunta.

El Jefe de Gobierno no titubea: “Sí, claro”.

La construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAICM) es considerada la obra más importante de la actual administración federal, pero a dos años de haber sido anunciada registra un avance que no supera 3 por ciento del total. Su correcto funcionamiento involucra la construcción del Arco Oriente, para comunicar a la capital con el aeropuerto. El viernes pasado, Mancera aseguró que el recorte presupuestal presentado por la SHCP significaría cancelar esta vialidad.

Al detener este segundo piso, la comunicación entre la Ciudad de México y el Nuevo Aeropuerto resultaría afectada. Esto, de acuerdo con el Jefe de Gobierno capitalino, “sería un golpe muy importante”, porque la movilidad es uno de los dos pilares de la obra y al no garantizarle a la población cómo llegar, la infraestructura resultará insuficiente para un aeropuerto como el que la administración de Peña Nieto planteó construir.

Para Mancera, el presupuesto es injusto con la Ciudad de México y aunque no lo califica de erróneo, sí piensa que “cada quien tiene sus líneas de acción: ellos [la Secretaría de Hacienda] lo deben haber planteado en una línea de acción y eso es lo que queremos discutir”.

Aunque José Antonio Meade ha asegurado que la capital del país recibirá 9 mil 500 millones de pesos más que en 2016 por concepto de participaciones y aportaciones federales, Mancera Espinosa asegura que este monto “no es algo que nos esté dando Hacienda, no es ningún acto gracioso del Gobierno federal”. El Jefe de Gobierno explica que este monto lo podría obtener la capital del país como consecuencia de su posible recaudación, pero no es algo concreto. La reunión de hoy, expone, estará enfocada en los fondos que están seguros y que la CdMx tiene derecho a recibir.

Los problemas de la Ciudad de México, los principales, están ya en una situación de crisis. La inseguridad y la violencia se han desatado en zonas que eran consideradas “burbuja” y los asaltos en el transporte público son experiencias a las que los capitalinos se enfrentan a diario, algunos con experiencias desafortunadas.

El tema de la movilidad ha afectado la calidad de vida de las personas. El transporte público es ya insuficiente y está lejos de brindar un mejor servicio, pues sólo hay dinero para mantenimiento. Todos son problemas que requieren de inversión para solucionarse.

Aunado a esto, la crisis ambiental que la Ciudad de México ha padecido en el último año provocaron medidas federales que fueron más duras con los habitantes de esta urbe que con los del resto de la Zona Metropolitana del Valle de México.

La Ciudad, entonces, tendría que sobrevivir con 95 por ciento menos del presupuesto que ejerció en 2016 en caso de que el Presupuesto de Egresos que propuso la Secretaría de Hacienda sea aprobado como está ahora.

De ser así, la ciudad más poblada del país y una de las más habitadas del mundo se olvidaría de recibir dinero de los fondos de capitalidad, de fortalecimiento de infraestructura y para la accesibilidad de personas con discapacidad. También de los rubros para proyectos de desarrollo regional, Ampliaciones de Cultura, para Ciudades Futuro, para la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) y para todo lo relacionado con el Transporte Colectivo Metro, específicamente las ampliaciones de la Línea 12, Línea 9 y Línea A.

La afectación financiera recaería fuertemente en el subsidio para administrar el agua residual y potable, y los subsidios agrícolas, donde la SHCP propuso un recorte de cerca del 70 por ciento. Además también afectará a las instituciones de cultura, que recibirían 19 millones de pesos menos, de los 34 millones que ya se les destinaban.

En palabras del Jefe de Gobierno se afectaría por completo la proyección de lo que hoy es la Ciudad de México. Y aunque se esperaba el recorte, no se pensó que éste vendría en temas como salud, agua e infraestructura.

De 20 plantas potabilizadoras proyectadas, por ejemplo, se tendría que reajustar el plan para lo que alcance; en tanto, las cámaras de seguridad que hoy ya no sirven esperarán más tiempo para ser reemplazadas. Otra obra que entraría en crisis es la regeneración del paradero de Chapultepec

Entre las prioridades del Gobierno local están garantizar los fondos para salud, educación y de varios de los programas sociales, como Adultos mayores, Personas con discapacidad, Madres jefas de familia, las Becas para estudiantes.

Mancera Espinosa tiene objetivos claros que defender ante Meade: el Fondo de Capitalidad, el dinero para mantenimiento e inversión del Metro, el Fondo Metropolitano y las coberturas de otras tareas específicas que tiene la Ciudad de México.

La sorpresa no fue que hubiera menos dinero, dijo Mancera luego de conocer los números de Hacienda, sino que la ciudad sería la más afectada entre todas las entidades de la República Mexicana.

La afectación presupuestal de la Ciudad de México –que aporta el 17 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y el 10 por ciento de las participaciones federales– es mayor comparada con los estados que le siguen en niveles de recorte y que son Campeche, Veracruz, Hidalgo y Tabasco.

FUENTE: SINEMBARGO.MX

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.