Skip to main content

ORGANIZACIONES Y CIUDADANOS RECLAMARON A LA PGJ-CDMX EL MANEJO DEL CASO DEL CADÁVER DE UNA JOVEN HALLADO EN CU

Por Redacción

Ciudad de México.– El hallazgo del cuerpo de una joven en Ciudad Universitaria generó una ola de indignación por el hecho y por la forma en la que las autoridades de la Ciudad de México dieron a conocer detalles del caso.

Estudiantes, principalmente mujeres, marchan en las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) de Ciudad Universitaria (CU). En la manifestación también pudieron observarse familias con niños y activistas.

Adriana, estudiante de Arquitectura, desapareció en septiembre de 2010 después de regresar un libro a la Biblioteca Central. Lesvy Berlín, ex estudiante del CCH, desapareció esta semana después de estar en este campus. Ambas mujeres, como miles más en el país, fueron asesinadas.

Dos días después de que el cuerpo de Lesvy fue hallado atado a una caseta telefónica dentro del campus, la explanada principal de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales está llena. Cientos, principalmente, marchan rumbo a la Faculta de Ingeniería, donde fue hallado el cadáver, y luego a la Rectoría para exigir el esclarecimiento del feminicidio.

“Si tocas a una, respondemos todas”, muestra un letrero. Ni una asesinada más, exigen.

Erick y Nibia, estudiantes que marchan esta tarde, coinciden en que una marcha por sí sola no frenará los feminicidios, pero “es un llamado de atención a las autoridades” y al hacerlo visible debe “desencadenar” en más acciones.

Entre el grito “Lesvy somos todas, Lesvy no ha muerto”, caminan rumbo a la caseta donde fue localizado su cuerpo.

Los jóvenes acusaron que dentro de la universidad, reflejo de la sociedad, también hay violencia de género contra las alumnas y algunos se “resisten” a reconocer el problema.

“El dolor nos invade, pero lo transformamos en lucha”, dice otro letrero.

Son cientos y cientos manifestándose en Ciudad Universitaria.

“Estoy en contra del machismo. Estoy harto. En el país se vive mucha violencia y odio. Desgraciadamente (Lesvy) no fue la primera ni la última; tenemos que pararlo”, dijo Ricardo, quien porta un letrero que reza “Yo no soy la culpable”.

Expuso que desde la primaria se dio cuenta de las agresiones a sus compañeras, por lo que a nivel individual “se debe poner el ejemplo respetando a las mujeres”.

Además de estudiantes, algunas con prendas o banderas moradas, color simbólico del movimiento feminista, también se manifiestan adultos y niños.

 “No fue suicidio, fue feminicidio”, gritan una y otra vez, fuerte, junto con tamborazos.Se acercan a la caseta. Pasan por el pasillo de Ingeniería, conocido como el lugar del acoso sexual donde alumnas han sido víctimas de chiflidos y pirópos sin su consentimiento.

A las 3:30 de la tarde, la movilización arribó a la caseta telefónica, donde colocaron flores como acto de “conmemoración y justicia”.

“No, no, no, no es un hecho aislado. Los feminicidios son crímenes de Estado”, gritan entre las intervenciones durante el acto en la caseta telefónica.

“No existirán las bolsas suficientes para callarnos a todas”, leyó una mujer a dos días del asesinato de Lesvy y a cinco de que Sarahí fuera asesinada a golpes en Zacatecas.

“‘Me avisas cuando llegues’, nos decimos entre nosotras porque sabemos en qué país vivimos”, leyó alguien más.

Durante un minuto se gritó, entre tamborazos y aplausos, “ni una más, ni una más, ni una asesinada más”.

Ahí, donde el cadáver de Lesvy fue abandonado.

Frente a la Rectoría, algunas mujeres encapuchadas escribieron en el suelo “UNAM feminicida”.

Al final, solo algunas comienzan a vandalizar la puerta y pared de la Rectoría mientras la mayoría se sigue manifestando solo con consignas.

FUENTE: SINEMBARGO.MX

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.