Skip to main content

FORD Y FIAT CHRYSLER LE DAN LA ESPALDA A MEXICO TRAS LAS AMENAZAS DE DONALD TRUMP

Por Redacción

El nuevo secretario de Relaciones Exteriores de México declaró el lunes que no buscará la confrontación con Estados Unidos, pero que tampoco será sumiso en las relaciones bilaterales.

En su discurso, el secretario Luis Videgaray no mencionó explícitamente a Donald Trump —quien rendirá juramento como presidente de Estados Unidos el 20 de enero_, pero sí aludió a los desafíos que se avecinan dada la nueva dinámica política al norte de la frontera.

Trump ha jurado construir un muro en la frontera entre los dos países y renegociar el acuerdo comercial TLCAN. Recientemente ha amenazado con imponer aranceles elevados a los vehículos fabricados en México y exportados a Estados Unidos.

 “Nos pregunta mucha gente, ¿cómo va a reaccionar México? Hay voces que desde ahora se alzan promoviendo una estrategia de conflicto, confrontaciones e incluso de insulto. Otras voces pronostican la sumisión vergonzosa”, dijo Videgaray.

Añadió que “México no habrá de optar por ninguna de estas puertas falsas. México va a reaccionar como lo ha hecho a lo largo de su historia diplomática, con dignidad y con inteligencia, abriendo las puertas del diálogo y de la negociación para defender los intereses de México y los mexicanos”.

Advirtió que México “va a negociar como lo que siempre ha sido, como lo que es y va a seguir siendo, como una nación plenamente soberana… la soberanía no se negocia”.

Esto es lo que han dicho los ejecutivos de la industria en el Salón del Auto de Detroit:

FIAT CHRYSLER

El director general Sergio Marchionne dijo que su compañía se ajustará si las reglas cambian. Señaló que es posible que Fiat Chrysler tenga que salir de México si los aranceles son muy grandes. Y la compañía ha pospuesto sus planes para hallar un socio para armar autos pequeños hasta que sepa con certeza si se impondrán los aranceles. “Creo que todos necesitamos claridad”, manifestó.

Pero Marchionne también dijo que FCA se siente obligada a mantener la producción de camionetas y camiones en Estados Unidos, que le brindó un paquete de rescate durante la recesión. “Le debemos mucho a este país”.

La compañía anunció el domingo una inversión de 1.000 millones de dólares en dos fábricas de Estados Unidos y la creación de 2 mil nuevos empleos. Trump felicitó a la compañía por Twitter.

VOLKSWAGEN

Herbert Deiss, un miembro de la junta de administración de Volkswagen, dijo que la compañía no cambiará sus planes de producción por Trump. “México es uno de nuestros mercados más grandes”, manifestó. Pero también enfatizó que VW ha hecho inversiones significativas en Estados Unidos que deberán servir para calmar las inquietudes de Trump, incluyendo la inauguración de una planta en Tennessee en 2011. “Hacemos muchas inversiones aquí, incluso desarrollo de vehículos, así que creo que estaremos bien”, dijo.

FORD

El presidente ejecutivo Bill Ford dijo que ha hablado varias veces con Trump sobre comercio, política fiscal y manipulación de divisas. “Lo veo muy bien informado y respetuoso de nuestras posturas”. Pero Bill Ford se conturbó cuando se le preguntó si Trump estaba afectando los planes de producción de Ford. Además de cancelar planes para construir una fábrica en México, Ford decidió recientemente no trasladar su producción de la camioneta Lincoln MKC de Kentucky a México. “Hemos tomado esa decisión, y siempre tomaremos las decisiones empresariales correctas para Ford”, declaró.

TOYOTA

El director general para Norteamérica, Jim Lentz, dijo que el arancel con el que Trump ha amenazado a la industria podría obligar a las compañías a elevar los precios, lo que deprimirá las ventas y finalmente causará recortes de producción y despidos, justo lo opuesto a lo que pretende Trump.

Usando el Camry como ejemplo, el auto de mayor venta en Estados Unidos, Lentz dijo que 25 por ciento del contenido del vehículo armado en Kentucky proviene del extranjero. Un arancel de 35 por ciento elevaría el precio final en 1.000 dólares, señaló. “Mi preocupación para la industria es que al subir el costo, muy probablemente se contraerá el tamaño de la industria. Entonces, la industria no tiene que producir tantos vehículos y eso afecta negativamente al empleo”, explicó. Lentz no objeta los comentarios de Trump porque dice que también quiere una economía más sólida y más empleos mejor pagados aquí.

GENERAL MOTORS

La directora general Mary Barra dijo que la compañía no tiene planes para cambiar la producción como respuesta a Trump. Dijo que la compañía toma decisiones sobre dónde fabrica sus vehículos con entre dos y cuatro años de anticipación. Pero cree que GM y Trump coinciden en algunas cosas.

“Espero con ansias ser parte de la solución que permita al país fortalecerse junto con las empresas, junto con nuestra capacidad de manufactura”, dijo. Barra es parte de un grupo de directivos que asesorarán a Trump en materia económica.

AUDI

Scott Keogh, presidente de Audi de Estados Unidos, dijo que no ha conversado con Trump o sus allegados. Señaló que la decisión de construir una planta en México —que comenzó a operar en septiembre— se tomó hace cinco años, y que la planta produce vehículos que son exportados a todo el mundo, no sólo a Estados Unidos.

HONDA

El director general Takahiro Hachigo dijo a reporteros que la empresa quiere “seguir trabajando como hasta ahora en el desarrollo y producción de productos para Estados Unidos”. Dijo que no podía hacer comentarios sobre posibles aranceles y dijo que era “demasiado pronto” para discutir otras propuestas de políticas.

FUENTE: SINEMBARGO.MX

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.