Skip to main content

DIEZ PUEBLOS DE GUERRERO DECIDIERON LEVANTARSE EN ARMAS E INTEGRAR SU POLICÍA COMUNITARIA

Por Redacción

Casi 2 mil pobladores de nueve comunidades del municipio de Eduardo Neri (Zumpango) y uno de Tepecoacuilco integraron su policía comunitaria con el propósito de frenar a la delincuencia organizada en estas localidades que rodean las minas Los Filos/El Bermejal en Carrizalillo y Mezcala que explota la minera canadiense Gold Corp, así como la de Los Guajes/El Limón cerca de Nuevo Balsas, que trabaja la minera, también canadiense, Media Luna.

La zona donde se encuentran las 10 comunidades es territorio de disputa entre las bandas criminales de Guerreros Unidos y Los Rojos.

El 17 de enero, un grupo de sicarios atacó a un grupo de policías ministeriales que transitaban por la calle principal y se reportó la existencia de dos personas muertas pero no se localizaron los cuerpos.

El grupo de civiles armados atacó a los ministeriales quienes respondieron a la agresión desatándose un enfrentamiento que se prolongó varios minutos.

Según los vecinos, el resultado de la balacera fue de dos muertos, una patrulla de la ministerial baleada y una motocicleta asegurada, aunque los dos cadáveres no fueron encontrados.

El comisario municipal de Mezcala, Leonardo Ávalos Ferrer, presentó a los integrantes de la Policía Comunitaria conformada por habitantes de los nueve pueblos del municipio de Eduardo Neri y el de Tepecoacuilco.

Dijo que a partir del domingo instalarían retenes en la entrada de Mezcala, que es paso obligado a Carrizalillo, en donde se explota la mina Los Filos/El Bermejal, por parte de la minera Gold Corp.

Un kilómetro más adelante, hacia Iguala, está la desviación hacia la mina Los Guajes/El Limón que explota la minera Media Luna, filial de la empresa canadiense Torex Gold.

El comisario justificó la formación de la Policía Comunitaria ante las constantes irrupciones de “gente extraña” a esos pueblos. También denunció que es muy frecuente que irrumpan a Mezcala delincuentes que son perseguidos por el robo de vehículo, además de que dijo que “gente extraña” protagoniza balaceras y que los habitantes del pueblo están cansados de esa situación.

Los manifestantes recibieron el respaldo de los policías comunitarios del municipio de Heliodoro Castillo que apenas se constituyeron en grupo de autodefensa hace dos semanas. Foto: ElSur.

Después del anuncio de la integración de la policía comunitaria, se realizó una movilización en la que participaron personas armadas con playeras blancas con la leyenda “Policía Comunitaria” y abajo del escudo nacional el nombre de la comunidad a la que pertenecen.

También fueron llevados trabajadores uniformados de la minera Gold Corp y de Media Luna, en camionetas de las empresas a participar en la marcha.

Los manifestantes recibieron el respaldo de los policías comunitarios del municipio de Heliodoro Castillo que apenas se constituyeron en grupo de autodefensa hace dos semanas.

Asimismo, recibieron el apoyo de las mineras, que repartieron comida y agua por medio de trabajadores de las empresas que participaron en la marcha.

El bloqueo a la carretera federal México-Acapulco terminó a la una de la tarde cuando pobladores de las 10 localidades y los policías comunitarios armados se regresaron en marcha a Mezcala.

Mientras tanto, a pesar de que durante la protesta y el bloqueo ningún funcionario de los gobiernos federal y estatal acudieron para dialogar con los manifestantes, después de que terminó la protesta los comisarios de las localidades que participaron en la marcha se reunieron en privado en la comisaría municipal con el delegado de gobierno en la zona, Ignacio Ocampo y el delegado de gobernación Felipe Adame.

Consultado durante la marcha, el comisario municipal de Mezcala, Leonardo Ávalos Ferrer, dijo que “si nos manifestamos es porque últimamente se ha estado metiendo gente de los que roban carros en la carretera y el pueblo teme que en las balaceras alcancen a algún individuo y resulte muerto algún inocente”.

Aseguró que son constantes las persecuciones desde la carretera federal, “los vienen correteando y la gente tiene miedo de que se vaya a soltar alguna balacera fuerte y vaya a morir alguien, a eso le tememos”, dijo.

Agregó que antes de que ocurra eso, es mejor cerrar las entradas al pueblo para que haya más vigilancia y no se vaya a presentar algún suceso que tengamos que lamentar”.

Declaró que decidieron que es necesaria la instalación de retenes con los elementos de la Policía Comunitaria de los pueblos.

“Todos los pueblos de la zona lo están haciendo, el único que estaba quedando es Mezcala, porque es un pueblo pacífico e importante porque es entrada y salida de las demás comunidades”, explicó.

FUENTE: SINEMBARGO.MX

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.