Skip to main content

EL 17 % DE LOS CIGARROS QUE SE CONSUMEN EN MÉXICO SON ILEGALES; PROVIENEN DE ASIA

Por Redacción

El 17 por ciento del total de los cigarros que se consumen en México son ilegales, advierten los Diputados desde la Cámara. Agregan que esos productos provienen de países como China, India y Vietnam.

Al ser el tabaquismo un problema de salud pública (existen aproximadamente 11 millones de fumadores activos y el tabaquismo es responsable de 60 mil muertes al año), afecta directamente a la población, pero además, el Pleno de la Cámara advierte que también es un problema que repercute a la economía nacional, ya que este mercado elude los pagos de impuestos y arancelarios a los que están atenidos las marcas legales.

De acuerdo con la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), el Gobierno federal aseguró más de 206.3 millones de cigarrillos adulterados durante el periodo 2010-2015, lo que representa una tasa de crecimiento de 515 por ciento en 62 operativos.

En la actualidad, el combate que las autoridades le dan al mercado ilegal de tabaco, afirman los Diputados, es aislado, cuando debería ser afrontado con acciones coordinadas. La legislación vigente carece de acuerdos específicos que asignen acciones puntuales en la materia a la Procuraduría General de la República (PGR), Cofepris y al Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Pedro Cervera, director comercial del Corporativo Seneca en México y Latinoamérica, explicó en noviembre pasado que existe un problema de comunicación entre las autoridades del Gobierno federal, el órgano de seguridad y los consumidores, ya que pese a que se dan a conocer los datos de aseguramientos, marcas en el mercado y demás cifras referentes a este sector, no hay acciones contundentes.

“Hay que tener claras las marcas que sí cumplen y cuáles no. Si en verdad nos informamos de cuáles son las leyes, la autoridad podría hacer mejor su trabajo”, afirmó.

De acuerdo con el director de Seneca, las regulaciones en materia de publicidad, y los impuestos que se han posicionado sobre las marcas legales tiene que ver, en cierta medida, con la entrada del comercio informal.

Pedro Cervera explicó que con la publicación de la Ley Antitabaco del 2008, donde se estableció la prohibición de las tabacaleras de promocionar sus marcas, “sí disminuyó la cantidad de los nuevos consumidores y hubo una contracción en el mercado, pero también tuvo efectos colaterales”.

Ante ese panorama, los Diputados exhortaron a las secretarías de Hacienda y Crédito Público y de Salud, así como la PGR que informen de las acciones implementadas en las aduanas del país, la estrategia para combatir la existencia de productos apócrifos y las políticas públicas que se llevan a cabo para erradicar el comercio ilegal de productos de tabaco.

 

FUENTE: SINEMBARGO.MX

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.