Skip to main content

EL PRI CONGELA EN EL CONGRESO DE LA UNIÓN LAS INICIATIVAS QUE PUEDEN COSTARLE VOTOS EN 2018

Por Redacción

En sus cuatro años de Gobierno el Presidente Enrique Peña Nieto ha realizado numerosos eventos para enviar iniciativas de Ley al Congreso de la Unión. Sin embargo, el pasado 15 de diciembre los legisladores se fueron de vacaciones y una serie de propuestas presidenciales no fueron prioridad de la bancada mayoritaria, la del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

“Alguien diría que es porque los legisladores tienen más autonomía. Así se vio con el Gobierno del PAN, donde el Presidente Calderón decía una cosa y su bancada otra. Pero con el PRI es distinto, eso casi no se daba antes”, dijo José Antonio Crespo, profesor del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

Una de estas iniciativas presidenciales es la propuesta de Mando Único policial, enviada el 1 de diciembre del 2014 al Senado.

Ésta pretendía pasar el control de las policías locales al poder estatal. Y más tarde se convirtió en la propuesta de Mando Mixto, en la que sólo algunos municipios cedan sus policías al mando estatal. Ésta última fue la que llegó a la Cámara de Diputados.

Sin embargo, los Diputados federales terminaron el primer periodo de sesiones, de septiembre al 15 de diciembre, sin adelantar nada en esta materia.

Tanto el Partido Acción Nacional (PAN), como el Partido de la Revolución Democrática (PRD), supeditaron esta iniciativa a la aprobación de la Ley de Seguridad Interior presentada por el PRI el 27 de octubre, la cual consiste en permitir al Ejército hacer las labores de seguridad pública en un tiempo y lugar determinado.

Peña Nieto expresó su respaldo a la iniciativa durante la ceremonia del Premio nacional de Derechos Humanos 2016. No obstante, la bancada del PRI no tiene prisa.

“La consigna más importante, no es legislar rápido, sino legislar bien. Esto mismo lo he conversado con el Secretario de la Defensa Nacional y el Secretario de Marina”, dijo el jefe de la bancada del PRI, César Camacho Quiroz, quien presentó esta iniciativa el 12 de diciembre.

Mientras la discusión se centraba en las fuerzas armadas, otras iniciativas a favor de los derechos humanos como la Ley General para Prevenir, Investigar y Sancionar la Tortura, o la de la trata de personas, quedaron relegadas al siguiente periodo de sesiones que inicia el 1 de febrero.

De acuerdo con Crespo, hay iniciativas que el PRI bloqueó con miras a ganar las próximas elecciones del 2018, como es el caso de la iniciativa del matrimonio igualitario, enviada por Peña Nieto el 17 de mayo al Senado.

La propuesta controversial generó marchas el 10 y 25 de septiembre. Las movilizaciones estuvieron encabezadas por los sectores más conservadores de la sociedad y organizaciones eclesiásticas. Finalmente, aunque con el respaldo del PRD, la iniciativa quedó congelada.

“El PRI vela por sus propios intereses. Y si consideran que algo no conviene lo frenan. Puede ser porque muchos están molestos con las propuestas del Presidente de cara a las elecciones”, consideró Crespo.

Otra propuesta de corte progresista del Presidente fue la iniciativa sobre la regulación de la mariguana. Enviada desde el 21 de abril al Senado y recientemente aprobada por los legisladores, pero sin lograr el propósito inicial de aumentar el gramaje de portación legal de 5 a 28 gramos.

Esta semana el Senador del PRD Isidro Pedraza Chávez destacó que el tema debería abrirse a consulta popular, como se hizo en Estados Unidos el 8 de noviembre. Antes de la consulta, al menos 28 de los 50 estados ya contaban con programas de uso medicinal de mariguana, mientras ocho permitían su uso recreacional.

Las iniciativas de procuración de justicia también duermen el sueño de los justos. Peña Nieto envío el 23 de septiembre del 2014 una iniciativa para convertir la Procuraduría General de la República (PGR) en Fiscalía General. Además, de mayor autonomía en la elección de quien sea titular de la dependencia, la iniciativa prevé que ocupe este cargo por nueve años.

Por su parte, a la Fiscalía Anticorrupción, un eje fundamental del Sistema Nacional Anticorrupción, tampoco se le ha sido asignado un titular, pese a que Peña Nieto festejó la promulgación de este sistema el 18 de julio.

¿Pueden estas iniciativas congeladas afectar la imagen presidencial? El profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), José Reyes Campillo, consideró que no.

“Hasta cierto punto estas iniciativas le dan espacios en los medios, credibilidad en cierto asunto. Pero la mayor parte de personas se dedican a boicotearlas”, dijo. Para Reyes este asunto no es una preocupación del Gobierno federal ya que las iniciativas tocan temas de los cuales la actual administración no depende para gobernar.

Por su parte, Vidal Romero León, Jefe del Departamento Académico de Ciencia Política del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), consideró que a diferencia de otros países, como Estados Unidos, donde el Presidente envía iniciativas al Congreso como parte de una estrategia para demostrar que sí está trabajando y los legisladores tienen la responsabilidad de que ciertas políticas públicas se paralicen, en México se trata de un error de cálculo.

“En un sistema como el mexicano yo no creo que el Presidente se arriesgara a enviar iniciativas de las que supiera de antemano que serán congeladas, menos con tan baja popularidad”, dijo.

FUENTE: SINEMBARGO.MX

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.