Skip to main content

EL HURACÁN “EARL” DEJA GRAVES DAÑOS AL CRUZAR POR BELICE Y GUATEMALA

https://www.youtube.com/watch?v=RKQjBhVPIQQ

Por Redacción

El huracán categoría 1 se estrelló cerca de la Ciudad de Belice en el Caribe con vientos de 130 kilómetros por hora (80 millas por hora), donde causó destrozos y algunas inundaciones, al tiempo que se desplazaba hacia el oeste, informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

El centro de huracanes pronosticó que la tormenta dejará hasta 300 milímetros (8 a 12 pulgadas) de lluvia en partes de Belice, Guatemala y el sur de México. Algunas zonas aisladas podrían recibir hasta 45 cm (18 pulgadas) de precipitación, lo que podría causar deslaves e inundaciones.

Gran parte de Belice estaba sin electricidad el jueves por la mañana, mientras los habitantes contemplaban los daños. En la capital había algunos edificios sin techo, cables eléctricos tumbados y árboles caídos. Seguía lloviendo y había algunas inundaciones.

Aún podía utilizarse el servicio telefónico en algunas partes, pero en general las estaciones de radio y televisión estaban fuera del aire.

La agencia de manejo de desastres de Belice emitió un comunicado en el que avisó que había pasado el peligro, pero le advirtió a quienes viven cerca de los ríos que se muevan a zonas altas. Dijo que todas las represas del país estaban a punto de desbordarse.

Hubo graves daños a la infraestructura en los cayos frente a la costa, se añade en el texto, al igual que en la Ciudad de Belice y Belmopan. Si todo marcha bien el aeropuerto internacional reabrirá el jueves, agregó.

México suspendió todas las alertas asociadas con la tormenta y Belice reemplazó la advertencia de huracán por una de tormenta tropical.

El miércoles, la tormenta arrojó intensas lluvias en la costa norte de Honduras. Las autoridades reportaron el naufragio de una embarcación langostera tras ser golpeada por una ola en el Caribe. La mayoría de las 83 personas a bordo fueron rescatadas, aunque personal naval buscaba aún a dos pescadores.

Las autoridades rescataron a cuatro familias en la ciudad costera de Trujillo después de que un río se desbordó.

Lisandro Rosales, jefe de la Comisión Permanente de Contingencias de Honduras, dijo que había reportes de un gran número de árboles y postes de alumbrado eléctrico caídos en comunidades de la costa atlántica. A lo largo de la costa cerraron escuelas, universidades y dos aeropuertos comerciales.

En Belice, el gobierno abrió refugios para tormentas e instó a los residentes de zonas de bajas a través de mensajes por radio y televisión para que se trasladaran a áreas más altas.

Las autoridades ordenaron el cierre del aeropuerto internacional de la Ciudad de Belice, además de los parques nacionales, reservas y sitios arqueológicos. La Junta de Turismo anunció que las escalas de cruceros en el país han sido canceladas el resto de la semana.

Por su parte, en Guatemala  466 personas resultaron afectadas, 351 evacuadas, 246 albergadas, 80 viviendas con daños entre leves, moderados y severos, y un puente colapsado que al caer dejó una persona herida, ya trasladada a un centro asistencial.

En esta misma zona, 55 personas fueron evacuadas hacia un albergue temporal como medida de precaución ante las precipitaciones provocadas por el huracán, que se degradó a tormenta tropical hoy en Belice.

En los departamentos de Petén e Izabal está lloviendo pero aún no se reportan inundaciones, de acuerdo con la Conred. Las ráfagas de los vientos que acompañan a las lluvias están entre 40 y 76 kilómetros por hora en esas regiones.

La Conred se mantiene en alerta institucional debido a las intermitentes lluvias en Petén e Izabal. Las clases en ambos departamentos están suspendidas y en Izabal está restringida la navegación. Las operaciones aéreas desde el aeropuerto Mundo Maya, en Petén, también fueron suspendidas.

Se prevé que Earl produzca acumulaciones de agua de hasta 12 pulgadas sobre porciones de Belice, Guatemala y los estados mexicanos de Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Veracruz, con la posibilidad de acumulaciones máximas de hasta 18 pulgadas en algunas de estas zonas, lo que puede generar peligrosas inundaciones y deslizamientos de tierra.

FUENTE: SINEMBARGO.MX

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.